Ferrán Collell en primera persona

compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Collell & Bou, S.L. – Roda de Ter (Barcelona)

Hay que hablar muy claro al cliente aunque no sea comercialmente correcto y perdamos una póliza, pero nunca debemos engañarle.

¿Cuál es la historia de tu correduría?

Se estableció en 1972, creada por mi padre que entró en los seguros como agente afecto. Fue evolucionando hasta que se convirtió en mediador y, en el 2000 pasamos a correduría, también con mi madre en el negocio.

Yo estoy a jornada completa desde el 2004. Es un negocio que me vino encarado desde la propia familia. Las condiciones laborales de aquel momento me hicieron apostar por lo seguro. Siempre es arriesgado buscar oro fuera cuando tienes una forma de ganarte la vida dignamente en casa.

Entonces eres una segunda generación…

Desde pequeño fui viendo la vida en el negocio asegurador y mamando historias sobre los seguros. Cuando acabé el bachillerato, me saqué el título de corredor antes de entrar en la universidad, donde empecé informática y publicidad (aunque no acabé ninguna de las dos) y después de trabajar como informático un tiempo, decidí volver al negocio familiar.

¿El hecho de vivir en un pueblo pequeño (algo más de 6.000 habitantes) os obliga a trabajar todos los ramos?

Sí. Vivimos en un pueblo interior, donde se mezcla lo agrario, la ganadería y la industria. Trabajamos con bastante particular, pequeña y mediana empresa. Los clientes nos demandan seguros masa principalmente.

Estamos 3 personas actualmente en la oficina después de la jubilación de mi padre.

Háblame de tus clientes y de la tasa de fidelidad

Somos una comarca con una demografía particular, hay muchos pueblos alrededor con poca distancia entre ellos. Los clientes son variopintos, una interesante mezcla entre mar y montaña.

Los más antiguos, los primeros que captó mi padre son más fieles que las nuevas generaciones. Un gran porcentaje de los jóvenes tienen menos problema en comprar un seguro por Internet con tal de ahorrarse 20 €, en ocasiones sin saber ni qué les cubre. Los jóvenes en general son menos agradecidos cuando les resuelves satisfactoriamente un siniestro y les cuesta aceptar un rehúse. Mayoritariamente, la gente mayor te lo reconoce y las gestiones son más llevaderas con ellos. Podríamos decir que el nivel de exigencia y la carga de trabajo para la correduría aumenta con las nuevas generaciones.

portada3

¿Cuál es tu estrategia para seguir creciendo?

Gestionar lo mejor posible los problemas de los clientes para que se queden con nosotros, aunque por desgracia, muchas veces tengamos que cargarlos sobre nuestras espaldas. Lo difícil en ocasiones, es poder equilibrar esa carga para que no se convierta en un estrés demasiado grande.

Para crecer seguimos haciendo visitas. Ahora estamos entrando con las nuevas tecnologías, correos electrónicos, venta cruzada, llamadas… Y, sobre todo, ofrecemos un servicio extra que no tienen la mayoría de competidores (hablo de bancos o agentes vinculados a otras compañías). Ellos no pueden estar al lado del cliente como un corredor. Los bancos colocan, nosotros intentamos asesorar para evitar problemas en siniestros. Nuestro plus de calidad es el servicio y el asesoramiento imparcial.

¿Qué aporta E2K a tu negocio?

Aporta solidez, una familia, un respaldo potente para poder hablar de tú a tú con las compañías. Somos una correduría pequeña y nos va muy bien con esta organización tan sólida.

E2K es como una familia de corredores con buen rollo, con intereses comunes y sin competencia feroz. Cuando hay dos en el mismo pueblo (no es nuestro caso) trabajan con respeto, con cordialidad

¿Cómo ves el papel del corredor de seguros?

La imagen de los seguros está bastante deteriorada. Sin embargo, la imagen del corredor es la más profesional dentro del sector asegurador. Los clientes aprecian que nuestro asesoramiento es mejor que el del banco. Habría que seguir potenciándolo, pero no es fácil, los consumidores son muy exigentes y la mayoría quieren el seguro más barato con el máximo de coberturas.

¿Cómo demuestras el plus de calidad de tu correduría?

Las diferencias se demuestran día a día. Una persona con una reclamación fuera de lo común va a un banco y le dicen que llame a un número de teléfono. Aquí eso no pasa. Si hace falta escribir una carta de reclamación la preparamos y la cursamos. Si a un cliente le han incrementado la póliza del coche, un agente tiene las manos muy atadas por la política de su compañía, pero nosotros estamos a su lado y podemos ofrecerle alternativas.

246859_10150614262410531_3726418_n

Cuéntame tus aficiones

Me gustaba pintar, pero actualmente ya no tengo tiempo para ello. También soy un fanático del rock’n’roll y toco el bajo en diferentes grupos, y a modo particular la guitarra, la flauta, la harmónica, percusiones… podríamos decir que siempre me ha gustado el “ruido”. La música me va muy bien para desconectar y hacer escapaditas con los amigos y así conservar ese espíritu joven que no quiero perder.

 

 

>> Más información:

logo_B61110888

www.collellbou.com

Ferran Alsina, 27, 1-2

938 500 268

www.facebook.com/collellbou/