Reclamamos una mayor claridad para el consumidor en la nueva Ley de Distribución

compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La nueva norma apunta a que las entidades de crédito puedan ampliar los operadores a los que cede su red de distribución.

Reclamamos al anteproyecto de Ley de Distribución una mayor claridad y consecuente protección al consumidor a la hora de elegir con quién contrata sus seguros.

Desde E2K constatamos que los bancos comercializan en la actualidad el 58% de las nuevas operaciones de seguro en el mercado español, y en este contexto los consumidores se ven constreñidos muchas veces a aceptar las ofertas bancarias de seguros cuando van asociadas a determinadas operaciones, como las hipotecas. Consideramos que el seguro no puede ser en una mercancía de segundo orden que el consumidor se ve obligado a comprar como “un mal necesario” aun sabiendo, que posiblemente está renunciando a un seguro más beneficioso para él porque simplemente no hay libertad de elección ni de negociación.

Deseamos manifestar, de forma particular,  nuestro total desacuerdo con lo que se apunta como redacción de la futura regulación de la distribución que permitiría a las entidades de crédito ceder sus redes de distribución a más de un operador (aseguradora) , ya que ello acarreará una desprotección en el consumidor al inducir a la confusión entre canales y una evidente falta de claridad en la competencia profesional para asesorar ante las distintas posibilidades del producto asegurador que ofrece el mercado.

Higinio Iglesias, consejero delegado de E2K,  “En todo caso deseamos incidir nuevamente sobre la necesidad de que -elegir el mejor seguro es un derecho del consumidor- , y en todo caso, sea cual sea la redacción de la futura norma,  el papel de las supervisión será fundamental para que la esencia de esto se cumpla ya que lo que realmente está en juego es el papel que la industria aseguradora quiere para -su producto-, la experiencia del cliente en el necesario progreso de la cultura aseguradora y, sobre todo, el derecho del consumidor a adquirir el seguro libremente, de forma objetiva y manera trasparente.”